COVID-19

El vuelo que
rompe la asfixia

Foto
El avión Hércules C-130, FAP 382, en vuelo a Jauja. (Foto: Milagros Sánchez)

IDL-Reporteros.-

El avión FAP 382, C-130 (Hércules), despegó del Grupo Aéreo 8, en el Callao, el sábado 22 a las 8:23 de la mañana y puso proa hacia los Andes para el corto vuelo al aeropuerto de Jauja. Cargaba en sus bodegas dos plantas de oxígeno, de 10 y 20 metros cúbicos, para los hospitales de Jauja y de Huancayo. El vuelo llevaba el desenlace exitoso de un largo capítulo de esfuerzos, con una pugna final frente a irracionales obstáculos burocráticos.

Así, con una estela de justicia poética, el oxígeno llegaba por el aire al cabo de asfixiantes peripecias.

 

Aterrizaje del vuelo Hércules en Jauja.

 

La aeronave, bajo el mando de los comandantes FAP Ángel Casso, Juan Vásquez y el mayor FAP Guillermo Gil, aterrizó en Jauja a las 9:10 de la mañana. Junto con la tripulación FAP (los técnicos inspectores Héctor Estrada y Willy Pinedo; el técnico de primera Santiago Chahua y el técnico de tercera Julio Lipa), viajaron cinco técnicos de la empresa SERALT SAC, que fabricó ambas plantas; y dos activos integrantes de la campaña ciudadana que culminaba con la entrega de las plantas de oxígeno: Milagros Sánchez y Eduardo Castellares.

En el aeropuerto de Jauja se realizó, bajo los parámetros de la distancia entre personas que impone prevenir el contagio de la peste, el austero recibimiento a las dos plantas. Los cortos discursos de bienvenida al oxígeno fueron pronunciados por el gobernador de Junín, Fernando Orihuela; el presidente de la Caja Huancayo, Jorge Solís; Luis Samaniego, representante de Mirapaz; Milagros Sánchez, por la sociedad civil; y por el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Huancayo, Carlos Salcedo.

Esto, que suena a una lista protocolar, marcó la conclusión exitosa del hasta hoy más significativo esfuerzo de la sociedad civil, para tomar la iniciativa en la lucha contra la pandemia.

 

Las plantas de oxígeno recibidas. (Foto: Javier Blancas)

 

El esfuerzo colectivo, cuyo motor ha sido la gestión del cardenal Pedro Barreto, logró una movilización rápida y organizada, que resultó prontamente eficaz. Otras iniciativas en varios lugares del país –como en Huanta, donde se reunió recursos para adquirir una planta de oxígeno; o en Cusco, donde se busca adquirir pruebas que permitan multiplicar la capacidad diagnóstica actual– pugnan también por llenar los grandes vacíos de la acción estatal.

Pero la organización gestionada por el cardenal Barreto representa ahora la mejor perspectiva de un enfrentamiento enérgico y articulado en varios frentes simultáneos a la pandemia. Si toma cuerpo y crece, puede llegar a ser el equivalente, solo que en escala mayor, a lo que hizo la sociedad civil organizada en Guayaquil.

 

Cardenal Pedro Barreto. (Foto: Observatorio Episcopal)

 

Tanto en Huancayo como en Jauja, la movilización de la sociedad civil fue respaldada por un sustantivo aporte financiero regional. En Huancayo, la Caja Huancayo donó el costo de la planta de oxígeno para su ciudad, incluyendo el módulo (todavía no instalado) para el llenado de balones y hasta el IGV (que al parecer no se perdona ni en contribuciones humanitarias). El monto total fue de 885 mil soles.

En Jauja, la compañía minera Corona donó 375 mil soles. Y la sociedad civil contribuyó con cerca de 400 mil soles.

 

Representantes de instituciones y sociedad civil en la ceremonia de recibimiento de la planta de oxígeno.

 

¿Provoca esto algún rubor en los grandes bancos y las también grandes empresas y las grandes fortunas hasta hoy conspicuamente presentes en sus lobbies y conspicuamente ausentes en el esfuerzo social por enfrentar una de las más graves emergencias en nuestra historia?

Si hubo rubor y si este se traslada o no en compromiso y acción, lo veremos en el futuro próximo. Por lo pronto, el evento de Jauja este sábado marcó el primer paso de la acción de la sociedad civil, en la difícil ruta de acciones que cambien el curso desfavorable de los hechos y contribuyan decisivamente a la victoria, de importancia existencial para la nación, frente a la peste.

Publicado el lunes 24 de agosto, 2020 a las 18:28 | RSS 2.0.
Última actualización el sábado 12 de septiembre, 2020 a las 7:53

6 comentarios

  1. Celia dice:

    Huancayo lo hizo, sí podemos unirnos, lograremos mayores metas. Gracias ciudad incontestable.

  2. Marco Jesús dice:

    Gracias por hacer pública esta iniciativa que debemos y podemos replicarla a nivel nacional.
    Podemos peruanos, podemos.

  3. Ramón Guadalupe dice:

    La burocracia en el Perú huele a «no querer ayudar», sentados en un escritorio sin intenciones de solidaridad con la vida humana; por otro lado la SUNAT ente recaudador que no perdona ni en casos donde el que recibe el oxígeno sabe si vivirá para pagar sus «impuestos», ve al peruano si muere como un impuesto menos. La pandemia por su puesto que nos hará más humanos, pero hay seres humanos que lucran con la enfermedad y con el dolor ajeno.
    Gracias Dios mío por permitir que estás plantas de oxigeno estén donde deben estar y por la suficiente sabiduría que das a tus instrumentos de la iglesia para no declinar y lograr llevar una esperanza de luz de vida a estas ciudades donde tanto necesitan el oxigeno.

  4. Marcos Saldarriaga dice:

    Así deberían reunirse y donar todas las grandes empresas y los bancos, para ayudar en cada región. En cada región, siempre hay un grupo de grandes empresas que operan y no han tenido grandes pérdidas y pueden. Es cierto que esta es responsabilidad del Estado, pero en este momento no estamos para pedirle peras al olmo. Pasado esta emergencia, la Sociedad les pedirá cuentas al actual gobernante y todos los anteriores, por el estado calamitoso de nuestro sistema de salud.

  5. leoncio dice:

    Ojala que las iniciativas de Huanta y Cuzco lleguen tambien a buen tèrmino. Por favor, informarnos sobre ellas y de cualquier problema que pueden tener con nuestra burocracia

  6. Fernando dice:

    El estado peruano es el peor enemigo que tiene la población,felicitaciones a la empresa privada.Para comentarles que Indecopi esta poniendo trabas para el registro de la Cepa del laboratorio Farvet y en otros paises aceptarón la cepa y esta registrada.Para los que no estan enterados Farvet y la Universidad Cayetano estan en camino de tener la vacuna para el covid 19.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document