COVID-19

Los muertos que el Gobierno no cuenta

Foto
Trabajadores del crematorio Piedrangel recogen cadáveres de la Zona Negra COVID-19, en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza. Sábado 24 de abril, 11:30 am. (Foto: Omar Lucas/IDL-Reporteros)

Por IDL-Reporteros.-

Fue el 10 de abril, día 26 del estado de emergencia, cuando, al anunciar la creación de un comando para el levantamiento de cadáveres, el ministro de Salud, Víctor Zamora predijo dónde matará la pandemia en los duros días que enfrentamos hoy: “Un grupo [de ciudadanos] va a morir en el hospital; otro, en la calle, en albergues o en sus casas”. 

Pero, ¿sabemos realmente cuántos fallecidos por COVID-19 hay en el Perú? Mientras el Minsa, hasta el 27 de abril, calcula 782 fallecidos por COVID-19 a nivel nacional, IDL-Reporteros comprobó al analizar los registros de los crematorios que más cadáveres incineran en Lima y Callao que la cifra de muertos del Gobierno es muy inferior a la cantidad de ciudadanos que, luego de morir en un hospital o clínica, en su casa o en la calle, y ser cremados como casos COVID-19, vuelven a sus familias como ceniza.

 

El subregistro de muertos 

Mortuorio del Hospital de Emergencias de Villa El Salvador. Viernes 23 de abril, 11pm. (Foto: Omar Lucas/IDL-Reporteros)

 

Así, para verificar la magnitud de dicho subregistro, IDL-R contrastó el reporte de fallecidos de la Sala Situacional COVID.  La fecha de corte de la comparación fue el 24 de abril, cuando la cifra oficial fue de 290 muertos por COVID-19 en Lima y 40 en el Callao, y 634 a nivel nacional.

Luego comparamos esos datos con el registro de Piedrangel, el crematorio que más fallecidos por COVID-19 recoge e incinera en Lima y Callao. Entre el 20 de marzo y el 20 de abril, este crematorio ubicado en el cementerio PNP Santa Rosa, en Chorrillos incineró 1,005 cadáveres entre confirmados y sospechosos de COVID-19, en Lima y Callao: 818 murieron en un centro público de salud, 16 en hospitales de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, 153 en un domicilio o en la vía pública, 16 en centros privados de salud, y 2 en prisión. 

Desde la fecha en que Piedrangel incineró al primer peruano que falleció en su casa por coronavirus, el 19 de marzo, —un hombre de 69 años, que murió solo en su departamento de Miraflores—, los tres hornos de este crematorio incineraban entre 15 y 18 cadáveres a diario. Desde el 16 de abril, sin embargo, comenzaron a cremar entre 45 y 50 cuerpos cada día.

“Tenemos las dos cámaras llenas”, dijo  a IDL-R Henry Gonzáles, gerente general de Piedrangel, quien entre el 20 y 24 de abril había contabilizado más de 300 muertos. “No hemos recibido cadáveres desde el sábado. Los mortuorios de los hospitales deben estar rebalsados de cadáveres. La semana que viene y las dos posteriores serán las más críticas”. Por eso, esta semana, que se supone es cuando más enfermos de COVID-19 fallecerán en casas, calles y hospitales, Piedrangel tiene planificado instalar de dos a cuatro hornos más para poder cubrir el servicio.

A su vez, la funeraria Campo Fe cremó 68 fallecidos sospechosos y confirmados de Lima y Callao, según sus registros actualizados al 23 de abril. Constante Castillo, jefe de operaciones de dicha funeraria, indicó a IDL-R que “la empresa donó 100 cremaciones al Estado. Hasta este momento se han usado 44 donaciones. Hemos tenido 24 cremaciones por COVID-19, de nuestros clientes particulares”.

Así que, al sumar los fallecidos registrados por Piedrangel y Campo Fe, se obtiene un total de 1,073 muertos por COVID-19 solo en Lima y Callao: el triple de lo reportado por el Minsa en estas regiones, y mucho mayor a la cifra de muertos registrados en todo el país.

El análisis comparativo de las cifras oficiales y las empresas funerarias, pueden consultarse en el siguiente gráfico:

 

Vale la pena destacar la enorme diferencia entre los datos del crematorio Piedrangel y el Minsa respecto a la cantidad de personas que murieron en la vía pública o en una vivienda. Mientras que Piedrangel cremó a 153 personas fallecidas que fueron recogidas en la calle o en un domicilio, el Minsa solo registra a siete fallecidos en esa condición.

 

 

Otro dato relevante: Campo Fe cremó 30 cadáveres procedentes del Hospital Guillermo Kaelin, en Villa María del Triunfo, como parte de la donación que hizo la compañía al Estado para cremar fallecidos en el contexto del COVID-19. Sin embargo, este hospital no figura en los registros del Minsa como uno de los centros públicos de salud que han tenido fallecidos por Covid-19.

La funeraria Mapfre, a su vez, que tiene cinco camposantos en Lima, Huachipa, Piura, Ica, Chincha y Pisco, también ha sepultado y cremado fallecidos con diagnóstico positivo de COVID-19 o con la probabilidad de haberlo tenido. De acuerdo con información entregada por la compañía, “hasta el 23 de abril, se han atendido 124 casos: 86 casos confirmados y 38 sospechosos. Se ha usado cremaciones o sepultura. En el marco de la ley y en cuanto esta lo permite, la familia ha decidido por uno de los procedimientos”.

 

Cifras que no cuadran

Mortuorio del Hospital Nacional Hipólito Unanue. Jueves 23 de abril, 12:30 pm. (Foto: Omar Lucas/IDL-Reporteros)

 

IDL-R también pudo comprobar que existe una diferencia marcada entre el conteo de fallecidos del Gobierno y el que refleja las páginas de los registros de fallecidos de dos hospitales públicos de Lima: el Hipólito Unanue (El Agustino), y el Arzobispo Loayza, (Cercado de Lima).

Las páginas del registro del mortuorio del Unanue indican que, desde el 26 de marzo hasta el 24 de abril, fallecieron 70 personas en las zonas acondicionadas para la atención de pacientes COVID-19. La mayoría de ellos, fallecidos en las áreas de Emergencias o en los pabellones D2 y D1, destinados a casos confirmados y sospechosos. Sin embargo, el registro oficial del Minsa, actualizado hasta el 24 de abril, solo contaba 12 muertos.

Otro caso similar lo encontramos en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza, uno de los más importantes y antiguos del país. De acuerdo a los registros del mortuorio y a los certificados de defunción, solo entre el 14 y 20 de abril (sin contar el 16), el Loayza consignó 21 muertos clasificados como “Cadáver COVID-19”. En 20 de estos casos se especificaba que habían muerto por COVID-19 o por alguna enfermedad relacionada al COVID-19, en el espacio de “diagnóstico” de la ficha Sin embargo, hasta el 24 de abril, el Minsa solo contaba 10 muertos en este hospital. 

 

La diferencia entre las cifras oficiales y las que registran los hospitales y crematorios llama poderosamente la atención, y revelan, como mínimo, una profunda negligencia del Gobierno en la compilación de los datos de los fallecidos por la pandemia.

 

 

 

Pero, ¿a qué se debe este subregistro? ¿El Minsa incluye en su conteo oficial de muertos por COVID-19 solo a los casos confirmados? ¿Y los casos sospechosos? 

En busca de explicaciones, IDL-R conversó con Óscar Ugarte, jefe de Operaciones de Essalud y miembro del Comando COVID-19. Dijo que “de acuerdo a la norma, los fallecidos sospechosos se consideran como casos confirmados. En principio no eran [contabilizados], pero en determinado momento se modificó, porque pasó a predominar la sintomatología, el cuadro clínico”.

Otro experto consultado fue el epidemiólogo César Cárcamo, miembro del grupo Prospectiva Covid, que asesora al presidente Martín Vizcarra y al ministro de Salud, Víctor Zamora. Cárcamo dijo a IDL-R que no sabía si el Minsa incluía o no a los sospechosos por COVID-19 en su registro oficial. 

“Sé que al principio no los incluía, a la fecha no lo sé”, dijo Cárcamo. “Hace unas dos semanas hemos solicitado que incluyan a los sospechosos. ¿La razón? Las pruebas pueden dar falsos negativos y porque estamos en una pandemia que va a afectar a muchísima gente, y probablemente una persona que muera con fiebre es porque tenía COVID-19. Entonces hemos pedido estadísticas, incluyendo esos casos”. 

 

César Cárcamo y Óscar Ugarte. (Fotos: Grupo El Comercio)

 

Sobre la metodología del registro de muertos, Cárcamo ensayó también una explicación: “En el certificado de defunción se pone un código de covid sin confirmación y nosotros lo contamos como covid. El CDC espera que salgan los resultados y los agregan a la cuenta. Si les hacen la prueba y sale positiva, aparece en las cuentas un poco tarde, pero llega. Lo que hay ahí es un retraso con el reporte. Los problemas son otros, de personas que pueden tener la prueba negativa teniendo COVID-19. Tienen los síntomas, pero tienen la prueba negativa. Y nosotros asumimos que esa persona sí tiene covid. En ese caso sí hay un subregistro. Y luego están las otras personas que fallecieron y nunca les hicieron la prueba y también queda como subregistro. Entonces las estadísticas del CDC son estrictas, pero en las otras estadísticas que nosotros sacamos a partir de los certificados de defunción sí aparecen, solo por el diagnóstico clínico”.

Esas “otras estadísticas” a las que se refiere Cárcamo, son las del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef). “Ellos reciben diariamente el certificado de defunción electrónico. El mismo día que muere ya aparece en la base de datos. Esto funciona bien en Lima y en algunas ciudades grandes. En algunas no funciona, como en Lambayeque. Captura más o menos el 70% de las muertes a nivel nacional, y en Lima debe ser como el 80%”. 

Según Cárcamo, ese sistema no tiene el retraso de los dos o tres días que tiene la prueba molecular (PCR) y tampoco el problema de falsos negativos o personas a las que no le hicieron dicha prueba.

“Ahí están todas las personas que fallecen y ahí podemos separar a las que tiene causa de muerte de COVID-19”, sostiene el experto. “Nosotros usamos los dos registros. Uno es más sensible y menos específico y el otro es más específico y menos sensible. Nosotros estamos vigilando los dos. La verdad está en medio. No tenemos un registro perfecto”. 

Para tener explicaciones más precisas, IDL-R también buscó, durante varios días, una entrevista con Manuel Loayza, director general del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), la institución que compila y procesa los datos que se publican en la Sala Situacional COVID-19. También buscamos a la viceministra de Salud Pública, Nancy Zerpa; y a la jefa del comando COVID-19, Pilar Mazzetti, para que pudieran explicar cómo funciona el sistema de recolección, verificación y sistematización de los datos de fallecidos con diagnóstico positivo o con sospecha de haber tenido coronavirus. 

Pero, en lugar de respuesta, solo hubo de parte de ellos un silencio sepulcral. 

Al cierre de esta edición, IDL-R pudo contactar al ministro de Salud, Víctor Zamora, quien ofreció contestar, luego de su presentación ante el Congreso este martes 28, las preguntas que le hizo esta publicación sobre las diferencias entre las cifras oficiales y las que registran los hospitales, las funerarias y los crematorios.

 

[Actualización al miércoles 6 de mayo, a las 14:40]

 

Curva de aumento de muertes

Uno de los métodos más difundidos para calcular el subregistro de fallecidos por COVID-19 a nivel mundial es analizar la evolución en la cantidad de defunciones totales de cada país. IDL-R analizó la estadística del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) sobre las muertes no violentas ocurridas en Lima y Callao, disponible desde el martes 5 de mayo.  Un examen sumario muestra el aumento significativo de fallecidos en marzo y abril de este año en comparación con el mismo periodo en los últimos cuatro años. El incremento coincide en el tiempo con el impacto letal del COVID-19, por lo que puede asumirse que un alto porcentaje de este grupo de fallecidos es de víctimas mortales de esta pandemia. 

El promedio de muertes no violentas del mes de marzo en los tres últimos años fue de 2,805. Pero en marzo de este año hubo un incremento significativo, de  más de mil fallecimientos con respecto al año anterior: 3,906. 

 

 

Si bien las muertes no violentas en Lima y Callao aumentaron significativamente en marzo, fue en abril –el mes de mayor impacto del virus en el país– cuando hubo un pico de fallecimientos: fueron registrados 6,168 fallecidos, más del doble de muertes reportadas en abril de 2019, y también más del doble del promedio de los tres años anteriores.

 

 

Además, si uno ve los registros de fallecidos de enero a abril de este año, es notable el incremento de muertes del último mes. El promedio de muertes de enero a marzo fue de 3,549, mientras que abril la cifra aumentó en más de 2,600.

 

 

En el siguiente cuadro es posible ver el incremento diario de fallecidos desde el 19 de marzo, fecha en que el Minsa reportó el primer fallecido por COVID-19 en el país, hasta el 3 de mayo. 

 

[Actualización al jueves 7 de mayo, a las 18:45]

De acuerdo con las estadísticas del SINADEF, entre marzo y abril hubo un total de 10,128 muertes no violentas en Lima y Callao; 6,859 de las cuales corresponden al promedio habitual de muertes. A ello se sumó un pico de 3,269 muertes por la pandemia, que concentra en gran medida los casos confirmados y sospechosos de COVID-19 y una fracción menor de otros fallecimientos como consecuencia de la pandemia.

Esta cifra constituye un poco más del doble de lo reportado por los crematorios Piedrangel y Campo Fe a IDL-R, entre el 19 de marzo y 27 de abril, sobre cremaciones de fallecidos por COVID-19 o sospecha de haberlo tenido en Lima y Callao. 

Ambos registros, los del Sinadef y el de los dos crematorios de Lima, se contrastan radicalmente con los reportes oficiales de la Sala Situacional del COVID-19 del Ministerio de Salud (Minsa), que para marzo y abril reportó solo 497 fallecidos con diagnóstico confirmado de coronavirus (a partir de la publicación de esta nota, el ministro Zamora presentó la cifra como de casos confirmados). 

 

Publicado el martes 28 de abril, 2020 a las 2:01 | RSS 2.0.
Última actualización el sábado 23 de mayo, 2020 a las 12:33

24 comentarios

  1. Diony Ludena dice:

    Interesante reporte, parece que la tecnología todavía no ha llegado al Perú

  2. wilfredo salas garcía dice:

    Como siempre claros y precisos.

  3. Arturo Gonzales Estrada dice:

    España, Italia y Francia tuvieron similares desviaciones en los registros de fallecidos, y los funcionarios gubernamentales reaccionaron (aunque tardíamente) reconociendo que muchos fallecidos sin los test no fueron incluidos, y dispusieron hace varios días la corrección de los registros, apoyándose con el trabajo de médicos forenses

  4. Arturo Rafael Heredia dice:

    En Ucayali sucede lo mismo el comando humanitario refiere que el día 26 de abril recogieron 24 cadáveres y confirmados con covid solo habían 7, hay mucha discordancia en la cifra de muertos

  5. Soledad dice:

    La verdad muertes más o muertes menos va cambiar la Pandemia crezcan señores estamos en guerra haber si Churchill estaría diciendo en la segunda Guerra mundial tenemos menos muertos que Alemania o Francia por favor ayuden a enfrentar desalojar cárceles pasar a los presos a los centros recreacionales de l ejército la aviación o instituciones privadas consigamos vestimenta para lis médicos pedir reclutamiento de los Miles de médicos graduados los últimos años no escribiendo del dub registro de defunciones seguirán subiendo a Miles si no trabajamos todos en ayudar no a destruir

  6. Roberto Navarro dice:

    Uno de los factores de la distorsión en las cifras esta claro que son los sospechosos de haber muerto con CV19 que no se cuentan, pero también NO se debería considerar aquellas personas que habiendo muerto de otras enfermedades solicitan ser cremados porque el Estado corre con los gastos.

  7. La verdad NO entiendo la orientacion de la informacion de IDL si hay mas o menos muertos, un tema totalmente intrasendente pues desconocemos ? Cuanto Cementerios hay en el Peru ? y la informacion aparenta decir la verdad pero quisas no tomo en cuenta que en las fronteras amplias con Brasil, Bolivia, Colombia o Ecuador tambien hay muertos por el Covid 19 y la fuente de informacion de IDL no a dicho si su muestreo es a nivel nacional, pues en todo el pais este virus esta haciendo una profilaxia humana donde se van los que menos deben estar, en una tumba.
    Solo el Dpto de Loreto es amplio y no visitado por los funcionarios del Registro de Fallecidos, si la falencia de los Municipio en no tener un Catastro de su localidad no es de ahora, tanto asi que NO se conoce quien el ocupante del predio, tampoco hay un Registro Municipal para notificarlo del rol de pagos de Impuesto Predial no Empresarial que se evade a nivel nacional, es alli donde hay una fuga de obligaciones de los vivos.
    En mi opinion como reza un dicho Piensa mal y acertaras, aqui estamos ante una noticia intrascendente para »distraernos » de un escandalo muy Trascendente y Escandaloso, que quiere mermar la actitud y actuacion del ex ministro carlos Mora Soto y sus Generales comprometidos en grandes hechos graves, NO conocia de la experiencia Panteonera de IDL cuando su expertis era darnos noticias sobre Corrupcion, entiendo que mi opinion puede disgustar al autor, tiene su libertad de NO publicarla, la critica debe llegar con las alternativas para mejorar esta falla administrativa, ni en USA se tiene una verdadera verdad de lo que se hace o hara.

  8. Felix Medina dice:

    Se debe determinar si este subregistro ha sido intencional. No se olviden que al ministro Zamora le molesrñto que le pregunten porque Chile tenía la tercera parte de fallecidos que Perú. Puede ser que este hecho haya estimulada guardar dos tercios de los fallecidos para no mostrar una tasa de letalidad brutal.

  9. Joel dice:

    Interew9su información…es lo que el gobierno quiere tapar ..con su prensa vendida….

  10. Sulay dice:

    Quisiera saber cuanto era el promedio de fallecidos (antes del covid en los mismos meses pero del año anterior) en los cementerios que entierran a los muertos, pq ustedes solo leo q han comparado con un cementerio que crema a los fallecidos, pq los cementerios dicen que ahora es decision de familia o no cremarlos por seguridad. Y como puedo saber si han leido los 1073 certificados de defuncion? Ademas no pueden decir que todos fueron x covid y mas pequeñito que indiquen entre casos sospechosos y covid.

  11. Eduardo Castro dice:

    El informe transluce también las carencias y debilidades del sistema estadístico de salud del Perú, que debería ser responsable de ofrecer información estadística fiable y oportuna. Pero no es así, empezando por la desintegración y desarticulación entre el Minsa, EsSalud, además de los hospitales de las FFAA y FFPP que no están en el sistema. Sin un fuerte sistema estadístico de salud nacional no se puede fortalecer y, por lo tanto, que funcione bien cualquier sistema de salud nacional.

  12. Rafael Rojas dice:

    Dos preguntas: ¿Quién le paga a los crematorios por los muertos de COVID19? ¿Cómo saben los crematorios que los muertos que reciben son por COVID19?.

    Un comentario: si se quiere llevar una estadística apropiada, no de debería considerar los sospechosos, los datos sobre los que no se tiene certeza no se consideran, punto, eso lo sabe cualquier profesional del tema. En todo caso consignarlos en una estadística separada.

  13. edgar calle dice:

    NO CABE DUDA… QUE EL COVID19 NOS HA DESNUDADO POR COMPLETO, POBREZA EXTREMA EN CASI TODO. EN MORAL. EN TRANSPARENCIA. EN ORGANIZACION. EN LOGICIDAD. PERO TAMBIEN
    ES EL RESULTADO DE DECADAS DE GOBIERNOS Y CAUDILLOS QUE SOLO BUSCARON ENRIQUECERSE DEJANDO AL PAIS DE LADO. PERO HOY, ESTE GOBIERNO, ESTA EN EL PODER Y POCO O NADA HA HECHO PARA CORREGIR ESTA SITUACIÓN. AL CONTRARIO EL PROPIO BRAZO DERECHO DE VIZCARRA -MORAN- ESTA SERIAMENTE COMPROMETIDO EN LOS DIVERSOS DELITOS DE PECULADO, CONCUSION Y OTROS CONEXOS COMETIDOS POR LA CUPULA MILITAR EN PLENA EMERGENCIA . CON PENA PODEMOS AFIRMAR QUE NUESTRO TAN REITERADO «CRECIMIENTO ECONOMICO» NO HA IDO DE LA MANO CON EL CRECIMIENTO CULTURAL Y DE VALORES QUE TODA SOCIEDAD NECESITA.

  14. Duo Maxwell PE dice:

    Recuerdo que para cuando trabaje para varios hospitales del estado, me contaron que hay una riña entre las 4 (o 5) principales hospitales del país, quienes son referencia para los demás hospitales públicos.
    Producto de esta riña es que entre ellos se buscan boicotear y claro esta nunca están de acuerdo para estandarizar un único procedimiento, producto de eso no me resulta raro que con un tema tan grave como manejo de este virus. Ojala que se investigue esto y se tome acciones.
    Sld

  15. Boris dice:

    Está claro que el presidente Vizcarra no tiene ni la menor idea de cómo hacer frente a esta pandemia, en un acto de total falta de respeto a la población presenta informes fraudulentos y saca ventaja de esta coyuntura para alinearse con los grandes intereses que rigen los destinos de nuestro Perú, permitiendo que estos; mayormente empresarios y banqueros pisoteen la poca fe y las esperanzas que nos queda a los peruanos.

  16. Eduardo Aguirre dice:

    Las defunciones nos sirven para hacer proyecciones y evaluar la evolución de nuestra curva epidémica dado que son (Supuestamente) los datos más confiables.
    Toda defunción por COVID-19 es de notificación OBLIGATORIA e INMEDIATA, por internet a través del aplicativo NotiSp, por WhatsApp o telefónicamente, independientemente del lugar donde ocurra la defunción.
    Sin embargo, los fallecimientos que nos comunica el Presidente de la República en sus conferencias diarias, no concuerdan, no se correlacionan con las muertes que a diario realmente ocurren en el Perú.

    Mira la imagen ampliada, analiza y comparte en:

    https://www.facebook.com/InvestigacionesyTesis/photos/a.2520416914943454/2552181561766989/?type=3&theater

  17. Roberto Suardi dice:

    Soy un Italiano que vive en Miraflores, mi ciudad en Italia es Bergamo la mas golpeada del virus.
    Les puedo confirmar que no me sorprenden estos desvios en los numeros de muertes.
    En varios pueblos de mi provincia los muertos de Marzo 2020 comparados con los del 2019, 2018, 2017 son 4 veces los declarados como debidos al virus. Se pueden averiguar en todos los periodicos a partir del Corriere della Sera, lo mas importante.

  18. Fredy larico dice:

    Un diagnosticado por prueba molecular no hay discusión, pero la discusión es de los SOSPECHOSOS, a los sospechosos se le hicieron el descarte molecular para saber si es por covid-19? Además han tomado en cuenta la cantidad de muertos que hay a diario en Lima que son consecuencia diferente al covid-19?

  19. Pedro Isique Gonzales dice:

    ES MOMENTO DE SUMAR ESFUERZOS SIN DISTINCIÓN POLÍTICA, SI QUEREMOS DATOS CORRECTOS EN BUENA HORA si hubieran muchos faltantes muchos deudos estuvieran en su respectivo reclamo, APARENTEMENTE HAY DIFERENCIAS PORQUE ACTUALMENTE TODAS LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO NO CUENTAN CON LA TECNOLOGIA ADECUADA como dice un conocido medico radial aun en esta era HASTA las comisarias hacen sus informes con maquina de escribir, LA TECNOLOGIA VIENE DEL SIGLO PASADO, HAN PASADO VARIOS GOBIERNOS Y NO SE HAN PREOCUPADO POR DAR FACILIDAD Y ACONDICIONAR LAS INSTITUCIONES PUBLICAS Y SI ALGUNAS ESTUVIERON CON BUENOS SUELDOS SOLO PARA SER UTILIZADAS POR LOS GOBERNANTES DE TURNO. EL REPORTAJE DE IDL ES MUY BUENO PERO EN LA SUSTENTACION QUE SE HIZO AL PERIODISTA DE CANAL 10 RPP LE FALTO MEJOR EXPLICACION, DEJO SEMBRADAS DUDAS….

  20. Luis Miguel Paredes Mendoza dice:

    Administré un crematorio. Una cremación bien hecha demora aprox entre una y media a dos horas a 900° C, dependiendo de la condición del difunto y del funcionamiento del horno. Trabajando a tres turnos se podría incinerar, por horno, unos 13 a 14 difuntos en forma individual y uno tras otro, con el riesgo del colapso del horno, en especial los de Piedrangel que tienen revestimiento de ladrillo refractario. Me parece que hay gato encerrado en los crematorios.

  21. Miguel Córdova dice:

    Mis cordiales saludos, les felicito por el esfuerzo y dedicación que ponen en vuestro trabajo. Siempre me dijeron piensa mal y acertarás, yo tengo entendido que la cremación de difuntos está siendo pagado por el estado, por lo tanto desde mi punto de vista los CREMATORIOS, están inflando la cantidad de muertos, para sacar provecho de la emergencia de salud. Ya ocurrió una vez con el casos de los seguros de SIS, en esa época aparecieron un montón de clínicas que cobraban al estado por los servicios de salud. Aquí el error es que el estado no tiene bien contabilizado los muertos. Como siempre la ineptitud de los trabajadores públicos o complicidad para recibir su tacada departe de las funerarias.

  22. Miguel Angel dice:

    Si algún periodista lee este mensaje espero lo tome en cuenta.
    El fenómeno que se está informando en este artículo ya era conocido a nivel mundial. Hay un estudio que detalla que en casi todos los países del mundo se ha registrado un aumento de muertes a comparado del promedio de los últimos años.
    ¿Cuál es la razón?
    El estudio científico deja abierta cuál sea la causa y a diferencia de este periodista no se apresura a concluir que todos los muertos sean por el COVID.
    Pueden existir otras causas del aumento y la más probable es que sea debido al colapso de sistemas de salud ya que muchos países dejaron de dar citas o atención a enfermedades más «simples».

    Les pido, por favor, que hagan una retroalimentanción, ya que no es responsable colocar noticias escandalosas tan a la ligera en momentos como estos.

  23. Rider dice:

    Hay que ser bien esclavos de Vizcarra para negar las cifras reales publicadas aqui.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document