De cuenta a cuenta

Por Denise Ledgard.- El 1º de julio de 1990, Alberto Fujimori Fujimori llegó a Japón como presidente electo. Fue recibido por el entonces embajador Luis Macchiavello, funcionario diplomático de estrechos lazos con dicho país. Casado con Haruko Okuma, proveniente de una importante familia japonesa, Macchiavello se había convertido en un conocedor de las costumbres de una sociedad de complejos códigos sociales. Además, era su tercera misión diplomática en Japón. Así, en este primer viaje de Fujimori a dicho país, Macchiavello se vio en la paradójica situación de tener que explicarle al nisei Fujimori, las complejidades culturales del Japón. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao