La correspondencia del ‘Club de la Construcción’

El intercambio de mensajes entre ejecutivos del ‘Club de la Construcción’ grafica la concertación y la repartija detrás de la licitación de obras públicas por más de una década.

Foto
De izquierda a derecha: Hernando Graña, Ernesto Tejeda, Fernando Castillo y Fernando Camet.

Por César Prado.-

Luego de cuatro años de investigación, el pasado 15 de noviembre el Instituto Nacional de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) sancionó a 33 empresas y 26 de sus ejecutivos por haber formado un ‘Cartel de la Construcción’ –conocido también como el ‘Club de la Construcción’–, que operó entre noviembre del 2002 y diciembre del 2016. Es decir, durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y los primeros meses del mandato de Pedro Pablo Kuczynski.

 

Alejandro Toledo junto a empresarios del ‘Club de la Construcción’. (Foto: GEC)

 

En lugar de competir, las compañías que integraron el ‘Club de la Construcción’ se coludieron para pactar precios de oferta y así ganar licitaciones públicas siguiendo un orden impuesto por ellas mismas. 

Bajo este esquema se repartieron 112 licitaciones públicas para la construcción, mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento de carreteras convocadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Provías Nacional y gobiernos regionales. 

El costo total de estas obras, de acuerdo con cálculos del Indecopi, es de más de 13 mil millones de soles.

Algunas de las empresas sancionadas por el Indecopi también son investigadas por el Equipo Especial Lava Jato. Es el caso de Graña y Montero (ahora Aenza), Cosapi, ICCGSA, JJC Contratistas Generales  y Obrainsa, entre otras. La investigación fiscal, sin embargo, sólo comprende hechos delictivos perpetrados por el ‘Club de la Construcción’ entre el 2011 y el 2014, durante el gobierno de Ollanta Humala.

De acuerdo con la resolución en primera instancia del Indecopi, las multas impuestas a las empresas del cartel ascienden a dos mil setecientos cuarenta y nueve millones de soles.

¿Cómo empezó todo? En el 2017, la Secretaría Técnica de la Comisión de Defensa de la Libre Competencia del Indecopi realizó visitas de inspección a las oficinas de 27 empresas constructoras y  recabó cientos de expedientes de contratación, actas de reuniones, correos y agendas electrónicas de sus directivos.

La información resultó clave para descifrar el mecanismo empleado por las constructoras para adjudicarse la buena pro de las obras. El detalle se encuentra en la resolución emitida por el Indecopi:

“Para su asignación, cada procedimiento de selección era sujeto a la presentación de solicitudes por parte de las empresas participantes interesadas en obtener la buena pro. La asignación de los procesos en el marco de la concertación se habría regido de manera referencial por una serie de pautas denominadas por las empresas participantes como «turno», «cuota», «vuelta», «prelación» y «acompañante».

Algunas de las cabezas del cartel brindaron su testimonio y admitieron haber participado en la concertación ilegal para repartirse las obras.

Uno de los primeros en admitir su participación en el cartel fue el exejecutivo de Cosapi, Marco Aranda. Este narró a los investigadores del Indecopi cómo se desarrolló la primera gran reunión del cartel en noviembre del 2002, en uno de los salones del Hotel Golf Los Inkas. 

El año pasado, IDL-R publicó parte del testimonio que Aranda ofreció al Indecopi, en el artículo ‘Cómo empezó el cartel’.

 

 

Aranda también explicó a qué se referían las “cuotas”, “turnos” y el “orden de prelación” que regían en la distribución de las obras.

 

 

Al testimonio de Aranda le siguieron luego los de los gerentes Juan Manuel Lambarri y Jaime Crosby, de Graña y Montero; Fernando Camet, de JJC Contratistas Generales; y Norma Zeppilli, de ICCGSA y Mota-Engil. El testimonio de Camet –publicado por IDL-R en el artículo ‘Cuando confiesan los gerentes’– ilustra el trato preferencial que recibían las compañías grandes frente a las pequeñas en las reuniones del cartel.

 

 

Uno de los elementos más valiosos de la investigación del Indecopi son las comunicaciones que los directivos de las empresas que integraron el cartel mantuvieron por años a través de correos electrónicos.

Por ejemplo, el 4 de agosto del 2009, Nicolay Castillo, exdirectivo de Graña y Montero, le escribió un mensaje a Hernando Graña, en el que le hacía saber el “orden de prelación” o prioridad que tenía cada una de las empresas en las futuras licitaciones de obras.

Graña y Montero se ubicaba en la primera posición, seguida de Tizón (en alusión a Mavi Tizón, directiva del Grupo OHL), Cosapi e ICCGSA. También figuraban las empresas que ya habían obtenido contratos como Queiroz Galvao, Andrade Gutierrez, SVC (Obrainsa), Energoprojekt y Odebrecht.

 

 

Años después, el 9 de mayo del 2014, Nicolay Castillo le escribió otro mensaje a Graña. Aunque no se hace referencia a una obra en específico, es interesante la jerga utilizada.

Refiriéndose a una futura reunión con 30 representantes (de las empresas del ‘Club de la Construcción’), Castillo escribió que los temas a tratar serían: el orden de prelación, la designación de nuevos representantes y el sistema de asignación (de las obras).

“Personalmente este tema no me atrae no solo por FCPA [Foreign Corrupt Practice Act] sino porque me demanda mucho tiempo y aún sigo trabajando solo en mis temas”, añadió Castillo. El FCPA castiga toda transacción corrupta, en cualquier lugar del mundo, en la que el dinero haya pasado por el sistema financiero estadounidense.

 

 

También quedó registrado un animado intercambio de mensajes entre Ernesto Tejeda, exdirectivo de Obrainsa, y Ricardo Vega Llona, entonces presidente del Grupo OHL, el 16 de diciembre del 2009. Tejeda le dice a Vega que esperaba que “esta solo sea la primera y vengan otras con la ayuda de mis amigos”.

Tejeda se refería a la construcción de la carretera Pontón-Quebrada Seca-Puente Santa (La Libertad), adjudicada a un consorcio integrado por Obrainsa y E. Reyna en el 2009. “Así espero mi querido Ernesto, pero veo que hay un buen avance porque reconoces que es también apoyo de tus amigos”, respondió Vega.

 

 

El 21 de enero del 2010, Ernesto Tejeda escribió otro mensaje a Fernando Camet (JJC Contratistas Generales), con copia a Hernando Graña (Graña y Montero), Fernando Castillo (ICCGSA) y Marco Aranda (Cosapi). En este, Tejeda alude a un inconveniente con Javier Rosas (Queiroz Galvao), dado que este se habría negado a responder sobre la “fiesta de Punta del Bombón”.

De acuerdo con la investigación del Indecopi, Tejeda se refería a la carretera Punta del Bombón-Ilo, que fue adjudicada ese mismo año a un consorcio conformado por Obrainsa, E. Reyna y CAME Contratistas y Servicios Generales. Para evitar problemas en lo sucesivo, Tejeda proponía al grupo cambiar la fecha de una futura cita en Ayacucho para contar con la asistencia de todos y así “asistir a este baile de forma ordenada”.

En el encuentro en Ayacucho se afinarían aspectos relacionados a la licitación del Tramo V de la carretera Ayacucho-Abancay, que tiempo después fue adjudicada a JJC Contratistas Generales, de Fernando Camet.

 

 

Poco tiempo después, el 5 de febrero del 2010, Tejeda volvió a escribir a sus pares reconfirmando un almuerzo en el Lima Golf Club “para tratar temas de nuestras fiestas patronales”. Se refería, según Indecopi, al orden de prelación en el reparto de futuras licitaciones de obras.

 

 

En octubre de ese año, Iván Vildoso, gerente de Elvisac, y Ernesto Tejeda intercambiaron mensajes en los que se aludía al proyecto de rehabilitación de la carretera Chanchamayo-Villarica. Vildoso le reclamaba al directivo de Obrainsa la exclusión de Elvisac del proyecto y le pedía reconsiderar esta decisión.

“Fui invitado a sentarme y cuando estaba por hacerlo he sentido que se me ha retirado la silla, dejando que caiga, ahora desde el piso, no puedo esperar más que me extiendas la mano para reincorporarme y me ofrezcas un lugar más cómodo donde sentarme”, escribió Vildoso en un mensaje con copia Fernando Castillo (ICCGSA), Marco Aranda (Cosapi) y Javier Rosas (Queiroz Galvao).

 

 

En otro correo, del 30 de diciembre de 2009, Marco Aranda, exgerente de Cosapi, le envió a otros directivos de la empresa la lista de postulantes inscritos para ejecutar la Cusco-Quillabamba-Chahuay-Quillabamba.

Estaba integrada por Graña y Montero-ICCGSA; JJC Contratistas Generales; Obrainsa-E.Reyna; Casa-He:H (Hidalgo e Hidalgo S.A.), y la propia Cosapi en consorcio con Translei. Lo importante, sin embargo, está en las expresiones que Aranda utiliza para referirse a estas. 

“Ojalá que se porten bien todos”, escribió Aranda a sus colegas de Cosapi, “El resto no aplicó por la persuasión previa. Hay que estar contentos”. La obra fue adjudicada al consorcio Cosapi-Translei en el 2010 y tuvo un costo de 295 millones 323 mil soles.

 

 

El 14 de octubre del 2011, Marco Aranda envió un correo a Hernán Escalante (Cosapi) con copia a Fernando Castillo Dibós (ICCGSA). En este, Aranda se quejaba por el comportamiento de los representantes de la Constructora Upaca durante las negociaciones previas a la obtención de la licitación de la construcción de la carretera Lima-Canta-La Viuda.

“Tenemos un acuerdo firmado con E.Piccini (Ernesto Piccini, representante de Upaca). M-E Normita (Norma Zeppilli, de Mota Engil Perú) luego, hace 2 semanas, se le aproximó ofreciéndole un acuerdo que mejora el que había suscrito con nosotros. Creo que ese estilo de los amigos de M.E (Mota-Engil) no es aceptable pues esto a futuro devendría en un auténtico caos”, escribió Aranda. 

De no superarse el impasse, Aranda sugería “ir solos, pues tenemos un acuerdo suscrito con E.P (Ernesto Piccini). Si este no lo respeta, entonces para mí dejó de ser amigo. Ya no sería miembro”. Aranda también advertía futuros problemas ocasionados por la discordia entre las constructoras. “Puede que se “cuelen” extraños a la fiesta. Si fuera el caso tendremos que guerrear”, escribió.

 

 

Finalmente, el 22 de mayo del 2014, Julián Siucho (San Martín Contratistas) le escribió un correo a Efraín García, ejecutivo de su empresa, pidiéndole información sobre el “Club”. La respuesta de García llegó al día siguiente.

“Lo de las carreteras, lo más resaltante es que se han creado nuevos grupos y representantes y las reglas van a cambiar. De lo adelantado, las nuevas reglas nos favorecerían ya que apuntan a compensar a los que tienen menos vueltas, pero eso aún no está cerrado. El coordinador de nuestro grupo es Pepe Heighes (en alusión a José Heighes, directivo de Johesa)”, escribió García.

 

 

Siucho fue uno de los aportantes a la campaña presidencial de Keiko Fujimori del 2016. Según narró Jorge Yoshiyama al Equipo Especial Lava Jato, entre el 2012 y el 2015, además de Siucho, también hicieron aportes Federico Aramayo Málaga, de Aramsa Contratistas Generales; Carlos Urrea, de Explomin del Perú; el excongresista Miguel Castro Grandez; Bernardo Álvarez Calderón, José Sam, José Antonio Osterling y Fernando Espa.

 

Keiko Fujimori recibió aportes de campaña de empresarios del ‘Club de la Construcción’. (Foto: El Periódico)

 

La crisis del ‘Club de la Construcción’ empezó con el caso Lava Jato, especialmente luego del comienzo de la delación corporativa de Odebrecht con el Equipo Especial. En el 2017, un colaborador eficaz de la Fiscalía dio por primera vez información de la existencia del ‘Club’. Dos años después, en el 2019, dos exejecutivos de Odebrecht, Raymundo Trindade y Jorge Barata, corroboraron dicha versión. 

El 6 de noviembre del 2020, Indecopi aprobó las solicitudes de culminación anticipada presentadas por Hernando Graña (G y M) y Norma Zeppilli (Mota-Engil) en el marco del proceso sancionador iniciado en su contra. Además de reconocer su participación en los hechos delictivos, los ejecutivos pagaron una multa equivalente a 72.25 UIT (310 mil 675 soles) y se comprometieron a aplicar medidas correctivas. De forma corporativa, las empresas Mota Engil Perú, Mota Engil Matriz y Mota Engil Sucursal también lograron el mismo beneficio.

 

 

Publicado el domingo 21 de noviembre, 2021 a las 10:21 | RSS 2.0.
Última actualización el miércoles 24 de noviembre, 2021 a las 21:32

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document